Las quemaduras en manos y ojos son los incidentes más frecuentes por uso de cohetes y artefactos pirotécnicos. “No hay pirotecnia segura”. Ese es el primer mensaje que transmitió el Ministerio de Salud de la provincia de Buenos Aires, a horas de las celebraciones de Navidad.

La ministra de Salud de la Provincia, Zulma Ortiz, insistió en que “las Fiestas son seguras sólo si se prescinde de pirotecnia”. En caso de utilizarla –aclararon- es fundamental “comprobar que tenga autorización del RENAR”.

Lejos de los niños. Advirtieron que “es fundamental que los adultos cuiden a los niños y eviten que sean ellos los que manipulen los artefactos”.

La ministra pidió, además, “respetar las instrucciones de uso que figuran en los envoltorios, no llevarlos nunca en los bolsillos, encenderlos siempre al aire libre y de a uno a la vez”. Los fuegos de artificio no deben apuntar hacia las personas, las viviendas, ni encenderse cerca de vehículos o elementos combustibles.

Consejos frente a quemaduras. En la cima del ranking de las lesiones por pirotecnia figuran las quemaduras en las manos y las lesiones oculares. Ante una quemadura, el Ministerio de Salud de la Provincia recomendó lavar la zona lesionada con agua fría para calmar el dolor y frenar la acción calórica.

Aclararon que no es conveniente colocar cremas, pomadas, dentífrico ni ungüentos caseros. “Siempre es recomendable consultar al centro de salud más cercano”, explicó el responsable del área del Quemado del hospital provincial San Martín de La Plata, Héctor Canale.

Agua y hielo envuelto en un lienzo, fueron los consejos del especialista, siempre y cuando se acuda al médico. Explicó también que no conviene cubrir las quemaduras porque los vendajes se adhieren a la piel quemada y pueden profundizar las heridas.

Lesiones oculares. El servicio de Oftalmología del hospital provincial Rodolfo Rossi de La Plata es un centro de referencia en salud visual. Sus responsables cuentan que cada fin de año asisten un promedio de 40 personas por lesiones en los ojos y párpados, a raíz de la manipulación de la pirotecnia.

Los especialistas detallaron que es frecuente que a fin de año lleguen pacientes con traumatismos por el uso de pirotecnia. En general se producen en la córnea, que es esa lámina transparente que se encuentra engarzada, al igual que el vidrio de un reloj, sobre el globo ocular. “Cuando sufre un golpe o una perforación, su transparencia se ve afectada y esto perjudica la visión”, explicaron.

El consejo es tomar una distancia prudencial de los artefactos de pirotecnia y controlar su ubicación para que no se disparen hacia las personas o mascotas.

Fuente: Inforegion



Deja Tu Comentario