Se detectó que hubo un aumento del 470% en las partidas de “gastos corrientes”, comparado con 2014, cuando Jorge Capitanich era el ministro coordinador.

El Gobierno, a través de la Oficina Anti-corrupción, denunció al ex jefe de Gabinete y derrotado candidato a gobernador bonaerense, Aníbal Fernández, por un subsidio de 56 millones de pesos que recibió la Confederación Argentina de Hockey que él preside, realizada en 2015. La acusación que hizo la repartición que encabeza Laura Alonso, es por “defraudación y estafa” y recibió una dura réplica del dirigente.

Según informó la agencia de noticias del Gobierno, la denuncia quedó a cargo del juez federal Julián Ercolini, tras un sorteo realizado en la Cámara Federal porteña. Alonso denunció a Fernández por los presuntos delitos de abuso de autoridad, violación de deberes de funcionario público, negociaciones incompatibles, estafa y defraudación, entre otros.

Ahora, surgen más datos sobre el rol de Aníbal Fernández al frente de la jefatura de Gabinete. Durante la campaña 2015, repartió 111 millones entre instituciones culturales, sociales y sindicatos lo que representó un aumento del 470% en las partidas de “gastos corrientes”, comparado con 2014, cuando Jorge Capitanich era el coordinador de ministros. Estos nuevos datos, revelados por Clarín, se sumarán a la denuncia de “las canchas fantasma”.

Deja Tu Comentario