Con victorias de Central sobre Godoy Cruz, Banfield sobre Gimnasia y Atlético Rafaela frente a Huracán, dio inicio el campeonato de primera A.

El momento tan esperado llegó. En un viernes a puro futbol retornaron los partidos oficiales y la emoción de la verdadera competencia. Por el grupo B el primer partido de la jornada fue victoria para el visitante. Atlético Rafaela, consiguió arruinar la presentación como local de Huracán. El conjunto santafecino presentó una formación con muchas caras nuevas, mientras que Huracán realizó un mix entre titulares y suplentes, ya que el próximo martes jugará el partido de vuelta por el repechaje de la Copa Libertadores.

En un partido con pocas situaciones claras de gol, la diferencia la marcó un error defensivo individual. A la salida de un tiro de esquina, Bogado intentó despejar de cabeza pero la pelota tomó la dirección equivocada, rumbo a su propio arco y lejos de la humanidad de Marcos Díaz que no tuvo reacción ante el error de su compañero. Al encontrarse en desventaja Huracán intento ir en búsqueda de la igualdad, pero carente de ideas simplemente dominó el balón pero no pudo doblegar a la defensa de la Crema.

Por el grupo A, el primer encuentro fue entre Banfield y Gimnasia y Esgrima La Plata. En el Florencio Sola se vio un partido más que entretenido. El local contaba con la vuelta de Santiago Silva, el delantero uruguayo que fue campeón en el taladro. El visitante mostraba varias caras nuevas, quienes se destacaron fueron Facundo Castillón y Franco Niell.
Claudio Vivas mantuvo la premisa mostrada en el torneo anterior, donde el taladro siempre se mostró como un equipo con intenciones de tratar bien la pelota, con una propuesta claramente ofensiva. Mientras que Pedro Troglio vio condicionado su planteamiento por la enorme cantidad de jugadores sancionados luego del papelón del clásico veraniego. Sin embargo desde el inicio se pudo ver un partido igualado. El fondo de Banfield sufría la velocidad de Facundo Castillón, mientras que la defensa del Lobo no conseguía parar a Brian Sarmiento.

La apertura del marcador llegaría desde los pies de Gio Simeone. El juvenil delantero, encabezó un contra ataque, con pelota dominada ubicó a Walter Erviti, que le ganó las espaldas a sus marcadores, y con una volea formidable ponía en ventaja a Banfield.
Con el correr de los minutos Erviti se hizo eje del ataque de su equipo, y a partir de su sociedad con Brian Sarmiento, generaba las mejores ocasiones del partido.
El taladro logró liquidar el encuentro en el minuto 83, luego de una corajeada de Santiago Silva, que encontró en un error defensivo la chance de habilitar a Lihue Pirchoda, el volante tan sólo tuvo que empujar la pelota con todo el arco a su merced, sin la presencia de Bologna, que había quedado en el camino luego de que Silva le ganara en velocidad.
Gran inicio para el conjunto del sur, que desde la experiencia de Silva y Erviti, más la desfachatez de varias jóvenes promesas como Simeone o Sarmiento, se encamina a ser uno de los animadores del grupo A.

Finalmente por la noche hubo otro gran espectáculo, que se inició en la fiesta de las tribunas en el Gigante de Arroyito y se coronó con otro gran partido del equipo sensación del torneo pasado: el Central del Chacho Coudet. Equipo que prácticamente no sufrió bajas, pese a que varios de sus jugadores fueron sondeados por equipos grandes, pero el vínculo que generó este plantel hizo que desistieran y se quedaran para pelear algo importante con el canalla. Por su parte Godoy Cruz presentaba formalmente a Sebastián Méndez como su entrenador.
Desde el comienzo Central fue dominador del partido, la presión alta complicó mucho a la defensa del Tomba y los canallas intentaron capitalizar esos errores. Recién en el minuto 26 del primer tiempo, tras la salida de un lateral, el Chelito Delgado, de cabeza puso en ventaja al local.

El Tomba nunca logró incomodar a la defensa de Central, que contó con la presencia de Javier Pinola, una vez más el marcador central fue clave para no sufrir sobresaltos. Por momentos desde los pies en primera instancia de Cervi y luego de Lo Celso que ingresó en el complemento, el equipo rosarino mostró gran juego e ilusionó a sus seguidores con repetir la gran campaña del torneo pasado. El mensaje final del público presente fue claro: “el domingo tenemos que ganar”, en referencia al próximo encuentro de Central, que será nuevamente local frente a Newell´s old Boys por la segunda fecha del torneo Transición.

Deja Tu Comentario