Rodrigo Espíndola, jugador del plantel de Nueva Chicago fue víctima de dos asesinos que quisieron entrar a su casa. Ocurrió en la localidad bonaerense de Montegrande, recibió un tiro en el tórax.

El jugador de Nueva Chicago fue atendido en el Hospital Santamarina, donde lamentablemente falleció cerca de la una de la madrugada. El jugador, que era defensor, tenía 26 años. Al momento de ser abordado por los asesinos, estaba con su esposa y su hijo. Los ladrones intentaron ingresar a la casas pero el joven lo impidió y ahí fue cuando recibió el disparo.

Hace tres temporadas que jugaba en el mismo club y era defensor titular. Su muerte fue confirmada por el vicepresidente del club, David Ferreiro, a través de las redes sociales.

“Lamento desde el alma informar que nuestro jugador Rodrigo Espíndola falleció hace instantes. Nueva Chicago a través de su Comisión Directiva se pone a disposición de la familia y se suma al reclamo de justicia y esclarecimiento del hecho. No hay nada que justifique la pérdida de vida de un joven con todo el futuro por delante. Pedimos una oración en su memoria”, manifestó el dirigente.

Ferreiro contó que el deportista fue atacado por los delincuentes cuando quería meter el auto en su garaje. Al querer evitar que entraran a la vivienda, le dispararon en el pecho. “Lamentablemente esto va a volver a pasar. Esto no tiene solución. Puede ser cualquiera de nuestros hijos. Mañana otra familia a va sufrir esto”, agregó el vicepresidente del club.

Deja Tu Comentario