La presidente fue suspendida en el senado de Brasil, por 180 días la mandataria dejará su cargo mientras se lleva a cabo un juicio político en su contra por corrupción.

Luego de sesionar durante 18 horas, el Senado decidió por mayoría de votos llevar a juicio político a la presidente Dilma Rousseff, para lo cual se suspenderá su mandato por un período de 180 días.

Michel Temer, líder del Partido Democrático do Movimento Brasileiro, asumirá la jefatura del Estado durante la mañana.

Según la legislación vigente, Rousseff dejará su cargo hoy mismo por un plazo máximo de 180 días, el mismo que tendrá el Senado para realizar el juicio, que será presidido por el titular del Supremo Tribunal Federal (STF, corte suprema), Ricardo Lewandowski.

Si durante este tiempo el Senado vuelve a llegar a la conclusión de que hay motivos penales para enjuiciar a Rousseff, se realizará otra sesión presidida por el jefe del Tribunal Supremo y ya en esta sesión se necesitará una mayoría de 54 votos para destituir del cargo a Rousseff de manera permanente.

Deja Tu Comentario