El Gobierno dijo que apelará a las presentaciones judiciales que intenta frenar la suba en el servicio. Te contamos todo en esta nota.

Se reunierin los ministros del Interior Rogelio Frigerio y de Energía Juan José Aranguren con los gobernadores patagónicos, pero no fueron suficientes para calmar el malestar por las fuertes subas de gas. Tampoco el tope de suba de 400% para las tarifas en las casas.

Se multiplican cada vez mas los amparos en el Sur para detener las alzas en el servicio y algunos de ellos ya tuvieron luz verde. Esta semana hubo anuncios de pedidos de cautelares en Neuquén, San Martín de los Andes, Villa La Angostura, San Martín de los Andes y otras localidades de la zona.

La Justicia federal ordenó detener los fuertes aumentos en Río Gallegos, Rawson y Bariloche. Los jueces que fallaron a favor de los amparos calificaron a la suba como “arbitraria y desmedida”. El Gobierno adelantó que apelará las cautelares que se presenten en la Justicia.

El Gobierno les puso un tope de 400% para los consumos domiciliarios pero mantiene la fuerte suba a los comercios y las Pymes, aumento que puede llegar a 1.300%. El Gobierno justificó el aumento con el argumento de que las tarifas estaban muy atrasadas aunque en el Sur consideran que los nuevos costos del servicio son muy difíciles de pagar.