El juez federal Casanello rechazó los pedidos de excarcelación presentados por el empresario Lázaro Báez y su contador Pérez Gadín en el marco de la causa por presunto por “lavado de activos”.

Báez afirmó hoy en su declaración por escrito ante Casanello que el dinero que se contó en la ex financiera SGI era para un emprendimiento inmobliiario, y se negó a responder preguntas.

Nota Relacionada:  Un custodio de Lázaro Báez se cayó del segundo piso de la clínica Los Arcos

Tras la declaración indagatoria, el magistrado dispuso que, tanto él como su contador Daniel Pérez Gadín, queden detenidos y sean trasladados a la cárcel bonaerense de Ezeiza, informaron a Télam fuentes judiciales.

Báez sostuvo que ese dinero, calculado en unos cinco millones de dólares, estaba destinado a la compra de un campo en una localidad bonaerense, informaron fuentes judiciales.

Deja Tu Comentario