Un operativo policial impresionante, como si del criminal más buscado se tratase. Incluyó desde el corte de la luz de la manzana en la que vivía el sospechoso hasta el uso de drones, para registrar toda la escena y evitar que se escapara. Mirá lo que estab haciendo cuando justo lo atraparon.

El merecedor de semejante atención era un hacker de 21 años. Lo encontraron en su cuarto tratando contrarreloj de borrar información.

Fue un docente quien advirtió irregularidades y denunció que las notas de un alumno habían sido cambiadas. Así, descubrieron que la red de la universidad había sido hackeada. Con esta información, la Fiscalía Especializada en Ciber Delitos de la Ciudad de Buenos Aires, a cargo de Daniela Dupuy, empezó a hacer un seguimiento, escaneos de redes y búsqueda del perfil en las redes sociales, hasta que dio con el paradero del autor de los ataques.

El detenido cursaba el tercer año de Ingeniería en Informática en la mismísima Uade. A través de la investigación se pudo confirmar que había ingresado en los sistemas y a las bases de datos de los alumnos, profesores y usuarios administradores de la red y que no una, sino en varias oportunidades, había cambiado las notas de exámenes y trabajos.

Durante el allanamiento en su casa, donde vivía junto con sus padres, secuestraron varias notebooks, teléfonos celulares, discos, dispositivos de red, cámaras, micrófonos ocultos y nueve servidores.

Deja Tu Comentario