Modem Wi-Fi ubicado en un estante de la habitación.

Aprovecha un modem que tengas en desuso para ampliar la cobertura de tu red inalámbrica hogareña.

¿No te pasa que en un maldito rincón de la casa no te llega la señal del modem? ¿Estás cansado de que se te corte la música de Spotify cuando estás con el teléfono en el patio? ¡No te preocupes! Solo necesitarás un modem que tengas por ahí tirado para ampliar la cobertura de red en tu casa.

Aunque parezca que no, es muy fácil transformar un viejo modem / router en un punto de acceso WiFi. Y para ejemplificarlo que mejor que contar mi propia experiencia, si estás pensando en: “O demonios… no me interesa lo que hiciste en tu casa!” salteate el siguiente punto y pasá directo al tutorial.

Ejemplo de cómo aprovechar un modem en desuso

Cuando solicité internet vino el proveedor e instaló el modem al lado de mi querida computadora de escritorio. ¡Excelente! voy a tener un rendimiento óptimo ahí, pero resulta que la señal WiFi que emite no me llega bien a la habitación del piso de arriba. ¿Y ahora qué hago? ¿cambio el modem de lugar y pierdo rendimiento cerca de mi compu? ¡No! Esto es lo que hice:

Abrí el placard en búsqueda de un modem que tenga archivado (si, suelo guardar innumerables dispositivos electrónicos en el placard. Una especie de cariño que tomo por los objetos materiales) y la cosa es que encontré un modem de “Telecentro” que la empresa gentilmente me permitió quedar :-)

Configuré ambos modems, los uní con un cable de red ¡y listo! Un dispositivo cerca de la compu y el otro en el primer piso. Ahora toda la casa tiene cobertura WiFi de excelente calidad.

La Conexión

Las conexiones que vamos a usar son los puertos ethernet de ambos modems (generlamente marcados en amarillo), un cable de red armado y el botón “reset” del modem viejo.

Vista trasera de un modem/router. Foto: Redzone

Configurar el modem viejo que hará de Punto de Acceso

Lo primero que tenés que saber es que del modem principal no vamos a tocar nada. Toda la configuración se va a gestionar en el modem viejo (lo llamaré a partir de ahora AP por Access Point).

Encendemos el AP y procedemos a reiniciarlo de fábrica con el botón “RESET”. Mantenelo apretado por 10 ~ 20 segundos y esperá que el dispositivo vuelva a iniciarse solo. Ahora sí ponemos manos a la obra.

  1. Conecta el AP con un cable de red a una computadora y accedé a su página de configuración tipeando en el navegador el IP. Generalmente es 192.168.0.1 o 192.168.1.1. Si necesitás ayuda mira esta nota.
  2. Ahora lo que debés hacer es configurar un nombre de WiFi y una contraseña desde la sección Wireless de la página de configuración del modem. Puede ser lo que más te guste. WiFi 2, WiFi AP, WiFi Repetidor, etc.
  3. Luego, tenés que desactivar el servidor DHCP del AP. Esto quiere decir que el modem que va a administrar todos los dispositivos de la red va a ser el originalmente instalado por tu proveedor de internet.
  4. Lo último que tenemos que hacer es cambiar la dirección IP de acceso del AP para que no sea la misma que el modem principal. O sea, si el modem con internet es 192.168.0.1 configurá el segundo modem como 192.168.1.1.
Nota Relacionada:  Quién se conecta a mi WiFi , aprende a detectar dispositivos en tu red

Poniendo todo en su lugar

Una vez terminada la configuración del AP vamos a preparar todo para dejarlo listo para funcionar.

  1. Ubicamos el AP recientemente configurado donde no tengamos buena cobertura de red.
  2. Pasamos un cable de red que vaya desde el modem principal hasta el modem viejo. Puede ser un cable armado si el trayecto es corto o un cable comprado por metro si la distancia es larga.
  3. Ya está todo listo para comenzar a utilizarlo.

En resumen te quedaría el esquema instalado así:

Conectando un segundo modem o router al modem principal.

Eso es todo, ahora podés conectarte al WiFi del primer modem o del segundo. Si el nombre y contraseña de la red inalámbrica es la misma el cambio al WiFi con mejor señal va a ser automático. Si tenes una computadora o cualquier dispositivo que necesite ser conectado por cable de red podés usar los puertos de cualquiera de los dos modems.

Algo que agrego al final y me parece importante. En lo personal me parece que es mejor configurar el segundo WiFi que funcione en un canal diferente al primero. Así evitas que las señales creen interferencias entre ellas. Podés elegir entre los canales 1, 6 y 11 para redes 2.4G.

Si te quedó alguna duda con algún paso deja un comentario al final de la nota.

Deja tu comentario