El canal pertenece a un empresario mexicano, aunque la ley no lo permite, y alineado al kirchnerismo para obtener pauta oficial. Ahora al perder la mayoría de esos avisos la empresa realiza más de 45 despidos.

El canal del empresario mexicano Angel “fantasma” González despidió a 46 empleados, entre el viernes y el domingo pasado, de los cuales 32 serían hoy reincorporados, luego de una ronda de negociación que culminó anoche en el Ministerio de Trabajo.

Al cierre de esta edición, los trabajadores de Canal 9 estaban en una asamblea, donde debatían si aceptaban la propuesta del canal o si profundizaban el conflicto con la emisora.

“Ahora hay un impasse, mientras resolvemos si aceptamos la propuesta del canal, en el marco de las negociaciones en el Ministerio de Trabajo”, contó anoche al diario Clarín una fuente gremial.

Por estas medidas, se suspendió la programación en vivo desde el viernes a la tarde, cuando el programa Combate terminó 20 minutos antes de lo establecido y se dejaron de emitir incluso los noticieros del fin de semana. Recién ayer se repuso toda la programación de Canal 9, mientras se negociaba la reincoporación de los trabajadores despedidos.

Las autoridades de Canal 9 propusieron reincorporar a los 32 empleados que habían echado el domingo a la tarde, por realizar un paro en solidaridad con los 14 despedidos del viernes. Pero no quieren reincorporar a esos 14 despedidos, ya que “ocho fueron echados por reiterados incumplimientos y rescindimos el contrato de otros seis empleados que trabajaban en Combate, porque ese programa fue reubicado a los fines de semana en la grilla de programación”, dijo una fuente jerárquica de Canal 9.

Deja Tu Comentario