El tan esperado Galaxy Note 7 fue retirado del mercado a pocos “minutos” de ver la luz ya que reportan desde el país surcoreano que la batería tiene peligro de explosión, mira la nota.

El lanzamiento del nuevo Samsung ha sido suspendido en todo el mundo por inconvenientes menores con la batería del nuevo. Bueno, más que menores… re mayores! parece ser que si la batería se sobrecarga podría explosionar. Ya han habido numerosos casos en todo el mundo, con lo que la propia Samsung ha pedido la devolución de todos los terminales con el fin de investigar la situación.

Nota Relacionada:  Samsung presenta la pantalla Gaming más grande del mercado

galaxy-note-7-3

Samsung ha reconocido que el problema tendría que ver con ciertas células defectuosas de las baterías que podrían causar igniciones potencialmente peligrosas. Por ello, se ha detenido por completo la distribución del Galaxy Note 7 en todo el mundo y se ha pedido la devolución de todos los terminales para su futura sustitución.

Según informa Samsung, podrían explotar hasta 24 terminales de cada millón, aunque por el momento se han reportado varias decenas de casos en todo el mundo.

Deja Tu Comentario