Con esta frase el director nacional de Epidemiología se refirió al brote de dengue que afecta a la Argentinia y varios países de la región.

Además explicó que la mayoría de los casos se registraron en las provincias del norte, donde hay mayor circulación con países limítrofes que están en una situación más complicada, aunque también hay varias personas que están bajo tratamiento en la Provincia y en la Ciudad de Buenos Aires.

El Ministerio de Salud de Nación envió insumos a las provincias donde se detectaron mosquitos portadores del virus del dengue y reforzó la campaña orientada a que la población adopte medidas preventivas de la enfermedad. Uno de los principales pedidos es que las familias eviten dejar agua estancada o acumulada para evitar el nacimiento del mosquito portador del virus.

Deja Tu Comentario