Rocío García junto a Máximo Kirchner. Foto: Perfil

Por irregularidades en un hospital, el Tribunal de Cuentas provincial descubrió la triangulación de $ 36 millones para contratos laborales a través de una universidad.

Rocío García, la ministra de Salud de Santa Cruz, va a ser denunciada penalmente por el Tribunal de Cuentas de la provincia por grandes irregularidades en la administración de un hospital, la más importante es haber tercerizado el servicio del establecimiento a través de la Universidad Tecnológica Nacional (UTN) de la provincia.

Luego de una investigación, los auditores del tribunal dicen haber encontrado información suficiente como para presumir que hubo un delito y pedir a la Justicia que investigue penalmente a los responsables del hospital Fernando Peliche. Pudieron demostrar que en el año 2016 se pasaron $36 millones a través de la UTN para contratación de personal de trabajo bajo la categoría de monotributistas, sin control y como lo indica la ley, violando la forma de contratar empleados.

Rocío García junto a Alicia Kirchner. Foto: Perfil

García estuvo al frente de la coordinación de salud a nivel Nacional y en diciembre de 2015 fue transferido por 10 años. Luego el ministro de Salud de la Nación, Lemus, ordenó que regresara a la provincia.

Lo que se sabe es que durante 2016, el gasto en personal administrativo y médico del hospital Fernando Peliche ascendió a $ 36 millones. El personal era contratado y sus facturas de monotributistas abonadas a través de la UTN Santa Cruz. Un modo de contratación que alcanza otras órbitas estatales de las que no se ha hablado nada. Organismos estatales a nivel Nacional utilizaron esta modalidad durante años con distintas Universidades reconocidas. En este último año, las nuevas autoridades se encargaron de regularizar a estos empleados bajo un modo de contratación algo dudosa.

Deja Tu Comentario