Una de las falsas bodas que se pusieron de moda en el país fue desbaratada la madrugada del domingo por autoridades comunales que clausuraron un local bailable.

Los organizadores se defienden:

“No aceptamos ser el chivo expiatorio con el que se pretende aparentar que los controles estatales sobre la actividad de la noche funcionan”, menciona el comunicado publicado por Falsa Boda, en Facebook.

“Falsa Boda no es una fiesta electrónica ni fomenta el consumo de drogas, paradójicamente es todo lo contrario. Falsa Boda no abarrota en galpones a menores sino que siempre, y sin excepción, es para mayores de 23 años y respeta el factor ocupacional de los salones de fiesta que alquila en todas las provincias que visita”, sostiene el escrito.

“En la fiesta de este domingo no hubo detenidos”

Unas 1.000 personas, en su mayoría jóvenes, habían ingresado al recinto pero fueron desalojadas. La acusación fiscal contra los organizadores es por “encubrimiento engañoso de actividades de baile”.

No hubo detenidos. Los funcionarios comprobaron que el lugar, en el barrio de Palermo carecía de habilitación. Tampoco reunía condiciones de higiene y seguridad.

Deja Tu Comentario