Disquete de 5 1/4, FLoppy DIsk o Diskette. Foto: Freeimages

Discos flexibles, Diskettes o Floppy Disks fueron comenzados a comercializar en el año 1976 por los laboratorios Wang. Repasamos la historia de estos discos en esta sección de EL DESTAQUE.

Los disquetes fueron llamados «discos flexibles» para contrastar con el disco «rígido». Consistían de una cubierta plástica bastante flexible que contenía en su interior un disco magnético laminado de 5,25 pulgadas. Se caracterizaban por ser de gran tamaño, girar a velocidades muy bajas y no tener demasiada capacidad. Claro que, en aquella época no se necesitaba almacenar tanta información para llevar encima.

Cómo funcionan los Disquetes:

El sistema operativo envía la orden de escritura (al igual que lo hace hoy en día), luego llega a los circuitos internos electrónicos de la disquetera. Un dispositivo con piezas mecánicas, motores, cabezales magnéticos, etc. Una vez ingresado el disco la disquetera comienza a interpretar la información que fue enviada como ceros y unos.

Un lector de discos de 5 1/4. Floppy disk drive o disquetera. Foto: PopScreen

Características:

Si en algo se caracterizaban estos discos era en lo frágiles que podían ser, eran muy sensibles a la suciedad que se quedaba atascada en el disco magnético y eran muy (demasiado) flexibles. Más de una vez si lo insertabas demasiado rápido en la disquetera éste se quedaba trabado y se doblaba por la mitad, por suerte este particular hecho no impedía que el disco continuara funcionando.

La capacidad de almacenamiento era muy baja, los más evolucionados eran los 2HD (Double High Density) que podías grabar hasta 1.2 MB (Megabytes) aproximadamente dos fotitos en JPG bien comprimidas.

Diversos usos:

Aunque parezca mentira, estos discos eran usados al igual que hoy en día. Para transportar aplicaciones, documentos de Word, fotos y videojuegos. Eso sí, si tenías un juego pesadito éste podía ocupar varios disquetes.

El final de su historia

Poco a poco empezó a surgir el nombre de un tal disquete de 3 1/2 un disco mucho más pequeño, un poco más firme y con mayor capacidad. Pero esto es parte de otra nota…

¿Llegaste a probar los disquetes? Deja un comentario al final de este artículo.

Dejar Comentario

Deja tu comentario

 

This site is protected by reCAPTCHA and the Google Privacy Policy and Terms of Service apply.