El Ministro de Hacienda y finanzas públicas Alfonso Prat Gay, anunció un programa para alcanzar metas fiscales y de inflación para estos cuatro años de gestión. La idea es llevar la inflación a un solo dígito para el año 2019 y además acompañado por una baja del déficit fiscal.

“Este es un plan que podría denominar ‘Convergencia hacia la normalidad, en busca de lograr el hambre cero’”, dijo Prat Gay al presentar a la prensa este programa de metas, en donde participó también el secretario de Hacienda, Gustavo Marconato, y el de Economía Política, Pedro Lacoste.

Para este año la inflación rondará los 20 – 25 % según proyecciones de la misma gente de Hacienda. A su vez el déficil fiscal, que en 2016 se estimó en 5,8% caería al 4,8% a partir de la reducción de subsidios a los sectores de mayor ingreso.

“Todo esto sin tocar el gasto social, porque incluso vamos a extender la Asignación Universal a los hijos de los monotributistas”, anunció Prat Gay.

Con respecto a la inflación “hubo fuertes aumentos de precios entre la última quincena de noviembre y la primera de diciembre, pero nosotros estamos viendo que los valores se están desacelerando” añadió.

Para el 2017 se espera que el déficit fiscal se reduzca al 3,3% mientras que la inflación oscilará entre un máximo del 17% y un mínimo del 12%.

“Nos gustaría ser más veloces pero queremos ser cuidadosos y gradualistas con un objetivo descendiente en el déficit y estamos estudiando hacer un presupuesto plurianual con una baja del déficit más importante a partir de 2017”, dijo Prat Gay.

Para 2018 está previsto que las cuentas del Estado Nacional cerrarán con un déficit del 1,8% con una inflación que rondará entre el 12 y el 8%; mientras que para el 2019, “último año de la presidencia de Mauricio Macri, estaremos con un déficit de solo el 0,3% del PBI y un inflación en torno al 5%, con un máximo de 6,5% y un mínimo de 3,5%”, dijo el ministro.

Prat Gay consideró que estas metas “no son optimistas, son realistas” y son compatibles con los mismos niveles de emisión monetaria que tuvo el Gobierno de Cristina Kirchner en los últimos años.

Destacó que se “alcanzó el mayor nivel de déficit fiscal de los últimos 30 años” con el 5,8% del PBI, “pero con la mayor recaudación tributaria de la historia”, que superó el billón de pesos, lo que representó el 40% del PBI.

Aseguró que una parte de la reducción del gasto público, que estimó en 1,5% del PBI, vendrá por la eliminación de subsidios “que favorecen a un tercio más rico de la población” y que recibe tarifas bonificadas de electricidad y gas en Capital Federal y el Gran Buenos Aires.

Y otro 0,8% de ahorro provendrá de “eliminar el derroche” que tuvo el Estado durante los años previos. Respecto a esto último, dijo que “todos los ministerios estamos trabajando para ver dónde está el gasto superfluo”.

Deja Tu Comentario