Oficina del ANSES

La conducción nacional del gremio ATE pidió un paro para el día de hoy a pesar de que ya habló la familia del jubilado fallecido.

No es el “reino del revés” como lo canta María Elena Walsh, es Argentina y más precisamente la gente involucrada en política y gremios. La Asociación de Trabajadores del Estado (ATE) convocó para el día de hoy un paro general en todo el país en el ANSES por “la dolorosa demostración de impotencia evidenciada en el suicidio del jubilado Oscar Estivill en la UDAI del organismo marplatense”.

Recordamos que un jubilado, de 91 años, se pegó un tiro en la cabeza en esa sede de la ANSES y luego falleció en el Hospital Interzonal General de Agudos de Mar Del Plata.

“Estoy cansado, perdón a mi sobrina”, gritó Estivill cuando bajaba las escaleras del edificio de Independencia y Avellaneda.

Cómo todo esto “no da para más”, desde ATE hablaron y dijeron que “La conducción nacional expresa su dolor y bronca ante ese hecho y advierte que la tragedia responde en parte a la permanente embestida de las autoridades de la Anses contra el sistema de seguridad social público, solidario y de reparto”.

¿Hay que caer tan bajo como para meter la muerte de un jubilado en política? Cómo un grupo de Hordas pero armados de palabras pre-programadas, todo el kirchnerismo y gente de gremios aprovecharon la movida para hablar mal del gobierno actual. Incluso a pesar de que los propios familiares de la víctima tuvieron que salir a aclarar la situación.

La familia del jubilado dijo que él estaba “triste” por la muerte de su mujer y de un amigo. Una de las sobrinas dijo que ellas querían llevarlo a Buenos Aires porque en Mar del Plata estaba “muy solo”.

“Su mujer había fallecido hace bastante tiempo y el mes pasado había muerto su último amigo. Estaba bastante triste”, expresó una de las mujeres que habían acompañado a su tío a averiguar cómo hacer un cambio de domicilio y para firmar un poder para cobrar su jubilación.

Por su parte el gremio dijo, “Este no puede ser nuestro destino final. La triste determinación de Estivill fue el resultado de la impotencia (…) la insensibilidad y el atropello constante contra los adultos mayores por parte del Gobierno, ya que más de tres millones de pasivos perciben la mí­nima, sufren recortes sustanciales e indispensables de los servicios prestacionales, y el 70 por ciento vive en realidad de absoluta pobreza”, concluyó.

Siguiendo el motivo del paro nacional, ¿Quién no pasó largas horas a la espera de ser atendido por un empleado en el ANSES? Sin culpar a los trabajadores ya que la propia familia agradeció la atención recibida, las autoridades nunca se preocuparon por agilizar los trámites en el lugar. Si alguien a de tener la culpa seguramente debería ser el sistema perverso de espera en sus oficinas y un sinfín de cosas mal hechas que hay en nuestro país.

Deja Tu Comentario