Ezequiel Galli habló de un número estimado de asistencia, en base a información extraoficial que maneja la intendencia. Dijo que no teme ser destituido.

El recital del “Indio” Solari en Olavarría puso repentinamente en escena al intendente Ezequiel Galli, por no haber anticipado los peligros que traía aparejado llevar a una localidad de 110 mil habitantes un show que terminó reuniendo a mas de 300 mil personas.

El jefe comunal de Cambiemos dijo en declaraciones esta mañana que no teme ser destituido: “Voy a dar todas las explicaciones que sean necesarias”. “La productora no dijo nada, pero nosotros tenemos información extraoficial de que se vendieron 325 mil entradas”, precisó Galli en una entrevista con Jorge Lanata por Radio Mitre. Agregó: “Hablamos con gente especializada y por las imágenes del drone estimamos que puede haber 400 mil personas”

En cuanto a la responsabilidad del hecho, Galli explicó: “La habilitación que damos nosotros es por 200 mil. La producción nos dijo una semana antes del show que llevaban 80 mil entradas vendidas y que por lo que había sucedido en Tandil el año pasado, si en ese momento hubo 150 mil personas, esta vez no podía superar las 180 mil personas”.
Consultado sobre quién debía hacerse cargo entonces de lo que sucedió, el intendente de Olavarría fue contundente: “Los riesgos uno los contempla, lo que no puede haber es una irresponsabilidad tan grande de vender muchísimas más entradas de las que tenían previstas y de abrir la puerta a tanta cantidad de gente. La responsabilidad de lo que pasa adentro del predio es de la productora”.

Finalmente Lanata le consultó sobre su accionar y respondió: “No tengo miedo a ser destituido. Voy a dar las explicaciones que tenga que dar, no tengo nada que esconder”.

Deja Tu Comentario