Se presentó la solicitud formal y hoy habrá una sesión especial en la Cámara alta por el proyecto contra los despidos en la Argentina.

El gobierno no logró contener el avance del proyecto presentado por la oposición para declarar la emergencia ocupacional y frenar los despidos, tanto en el ámbito público como en el sector privado.

Por reglamento, cuando hay un pedido así firmado por al menos cinco senadores, la presidencia de la Cámara no tiene otra alternativa que confirmar la sesión. En este caso la solicitud opositora contó con siete firmas: Daniel Lovera, Norma Durango, Juan Irrazábal, Adolfo Rodríguez Saá, Juan Manuel Abal Medina, Marina Riofrío y Guillermo Pereyra.

Los representantes de Cambiemos cuestionaban la legalidad del dictamen firmado en la Comisión de Trabajo y Seguridad Social, porque entendían que aún debía superar otra instancia: alegaban que, al fijar doble indemnización, debió pasar también por la Comisión de Presupuesto y Hacienda; allí tenían los votos necesarios para bloquear el proyecto.

La estrategia se truncó porque el oficialismo cometió un error clave: en su momento giró la propuesta sólo a la primera de las comisiones y le permitió al Frente para la Victoria juntar las firmas necesarias para avanzar con la iniciativa.

El proyecto prohíbe los despidos y las suspensiones por un lapso de 180 días, a contar desde el día de la promulgación de la ley. Además le otorga al empleado despedido o suspendido la posibilidad de ser reincorporado inmediatamente o de cobrar una doble indemnización.

El presidente Mauricio Macri ya rechazó de manera rotunda esta idea de la oposición: “Ya se hizo en el 2002 y no creó más trabajo, lo destruyó”, recordó la semana pasada. “No volvamos a fórmulas que no sirven”, pidió en un evento que se realizó en la planta de Cresta Roja.

Para lograr quórum hoy es necesario que 36 legisladores ocupen sus bancas; en ese sentido la oposición no tiene mucho de qué preocuparse: a pesar de la división que afecta a la bancada, el bloque del PJ-FpV cuenta con quórum propio por sus 39 integrantes.

En la misma sesión se debatirá una iniciativa que apunta a obligar al gobierno nacional a pedir autorización al Congreso de la Nación, cada vez que pretenda tomar deuda, tanto interna como externa.

Deja Tu Comentario