Según las pericias, Lucas Sorrentini podría haber conducido la lancha a alta velocidad. Podría ser imputado por homicidio culposo agravado.

El padrastro del hijo de Federico Storani, fallecido en el choque de lanchas del Delta de Tigre, será también imputado en la causa por homicidio culposo ya que los primeros peritajes determinaron que, como timonel de una de las lanchas, estaba invadiendo el carril de circulación contrario, informaron fuentes judiciales a la Nación.

Se trata de Lucas Sorrentini, propietario y timonel de la embarcación Mad II, marido de la primera de las víctimas, María de los Angeles Bruzzone, y padrastro de Manuel Storani, el chico de 14 años cuyo cuerpo fue hallado anoche luego de tres días de búsqueda.

Fuentes judiciales indicaron a Télam que la idea del nuevo fiscal de la causa, Mariano Magaz, de la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) de Rincón de Milberg, es imputar también por homicidio culposo agravado a Sorrentini.

Es que, según voceros judiciales, los primeros peritajes indican que también pudo llegar a tener algo de responsabilidad en el hecho porque aparentemente su lancha circulaba invadiendo el carril contrario.

La causa ya tenía como primer imputado a Pablo Torres Lacal, el timonel de la otra lancha, la Shark II, pero aún no pudo ser notificado porque permanece internado en grave estado en terapia intensiva en el Hospital Italiano de la Capital Federal.

La lancha Shark II quedó con la manija de aceleración del motor en posición de máxima velocidad. Creemos que viajaba a unos 60 kilómetros por hora. Después del impacto, esta lancha no sólo cruzó volando medio río sino que además terminó 30 metros para adentro, en tierra, dijo a Télam un investigador judicial.

La fuente aseguró que en cinco días el fiscal Magaz tendrá en su despacho un primer informe accidentológico con más precisiones.

Deja Tu Comentario