La nueva administración detectó que se perdieron más de $ 500 millones, desde el año 2013 una estafa con medicamentos caros.

Desde 2013 el PAMI paga la compra de medicamentos de afiliados fallecidos por $ 500 millones anuales. Dijeron: “Ya detectamos 7.500 personas fallecidas que aparecen con la compra de medicamentos con descuento parcial o total del PAMI. Y esto pasó porque no hubo controles internos, no se cruzaba el padrón de afiliados con el registro de fallecidos, había médicos que fraguaban las recetas o les fraguaban las recetas y en muchos casos había connivencia de las farmacias y hasta de la propia industria”.

El titular del PAMI, Carlos Regazzoni describió al diario Clarín el circuito de la “mafia de los medicamentos”. Esos remedios eran luego revendidos en el “mercado negro” a clínicas y farmacias, en un circuito que se realimentaba y crecía mes a mes.

Deja Tu Comentario