Ayer habló la ministra de Seguridad de la Nación, Patricia Bullrich, en relación al protocolo difundido por su cartera el miércoles pasado mediante el cual se busca limitar las manifestaciones sociales, generó la reacción de partidos de izquierda y de organismos de derechos humanos.

“Les daremos 5 o 10 minutos, se les pedirá por favor que se retiren por las buenas y que hagan la manifestación en otro lado”, sostuvo Bullrich al anunciar la disposición que entrará en vigencia los próximos días, tras lo cual aclaró que en aquellos casos en que los manifestantes no se retiren, “los sacamos”.

La ministra, quien dijo que la medida apunta a establecer “reglas claras para los funcionarios, los jueces y los manifestantes”, apuntó contra los 200 cortes registrados el miércoles durante la jornada nacional de lucha en demanda por la liberación de Milagro Sala, sobre los que dijo generaron “caos”.

“A partir de ahora” las organizaciones sociales “sabrán a que atenerse” advirtió Bullrich, quien informó que en los próximos días se les anunciará que “no podrán cortar las calles” y en caso de que ello ocurra de forma programada, lo deberán hacer “de manera ordenada”.

Deja Tu Comentario