En Corrientes, Santa Fe y Entre Ríos desbordaron los principales ríos. En consecuencia hay rutas cortadas y continúa el pronóstico de precipitaciones para los próximos días.

Las lluvias de los últimos días provocaron graves consecuencias en localidades del litoral. Mientras que en Entre Ríos 7000 personas resultaron afectadas, en Santa Fe las lluvias anegaron 2,3 millones de hectáreas y 1500 vecinos debieron ser evacuados. Corrientes también sufrió los embates climáticos: Defensa Civil de la provincia informó ayer que 5000 personas, entre evacuados y autoevacuados. fueron albergadas en escuelas o centros municipales. Entre las tres provincias hay más de 13.000 afectados.

En los departamentos de Monte Caseros y Sauce sumaron 600 los damnificados, mientras que en Pueblo Libertador, en el departamento de Esquina, el 70 por ciento del pueblo continuaba bajo el agua.

El despliegue en la provincia incluye a Gendarmería, Ejército y Prefectura Naval, además de los Bomberos Voluntarios de distintas localidades. Por otra parte, la Comisión Provincial de Emergencia Agropecuaria resolvió ampliar por 180 días la declaración de emergencia hídrica.

En Santa Fe se corrió similar suerte. La crecida del río Paraná, que en la mañana de ayer rozó los 6 metros, afectó principalmente las localidades de La Capital y Garay. En los refugios municipales había 558 personas alojadas, procedentes de las zonas de La Vuelta del Paraguayo, El Bañado y Frente al Riacho Santa Fe. Además, el desplazamiento de víboras, alacranes y roedores provocado por la crecida de los ríos generó alerta en la población y que se extremaran las medidas de precaución por parte de las autoridades.

Deja Tu Comentario