“Siento alivio” fueron sus palabras, cuando terminaba de dar la conferencia en la que comunicaba el hecho de devolver al Gobierno Nacional, el intendente de Larroque, Dario Benedetti, se quebró.

Él ordenó una auditoria, que descubrió que su antecesor, del Frente para la Victoria, había destinado 21 millones de pesos a una obra cuyo costo, según los estudios, era de apenas 5 millones de pesos.

En diálogo con el medio Clarín, a minutos de anunciar denuncias penales contra el ex intendente y los empresarios de la obra pública, Benedetti se siente mejor, pero vuelve a emocionarse. “Son muchas cosas las que uno siente, fue mucho el esfuerzo, el trabajo de nuestro equipo, es una mezcla de todo, siento alivio”, afirma.

-¿Cómo comenzó la investigación?

-Un día llegó el dinero a las cuentas del Banco Nación del municipio, nosotros no sabíamos que estaba, pero recibimos un llamado de la empresa reclamando un pago, nos decían que estaba depositado, eso era medio raro, lo supieron antes que nosotros. A raíz de eso, uno tiene principios y tiene ciertas cosas que lo hace diferente a toda esta realidad, empezamos a analizar el tema de ese dinero que me preocupaba mucho.

Nota Relacionada:  Se filtraron las primeras facturas entre los Kirchner y Cristóbal López

-Y dijo ‘No paguemos, esperemos’. Fue así que cuando la auditoria termina pudimos constatar un desfasaje que es increíble pero real. Siempre estuvimos en contacto con el ministro Frigerio, le comunicamos esta inquietud, porque el tema del dinero que era preocupante.

-¿Qué le dijo el ministro cuando lo dijo que había detectado 13 millones de sobreprecio?

-Friegio me dio confianza. ‘Haga lo que tenga que hacer’, me pidió. Pero como a veces con la palabra no alcanza, uno necesita algo en papeles que justifique el por qué, tras la auditoria y las denuncias, después de andar varias semanas trabajando en esto, se pudo lograr.

Entrevista realizada por diario Clarín

Deja Tu Comentario