Sam Bird encabeza de principio a fin en la cuarta carrera de la Fórmula E 2016 en Argentina. Ha competido por la victoria hasta el final, debido a la gran presión de Buemi sobre el británico de DS Virgin Racing.

El británico Sam Bird había conseguido esta mañana la ‘pole position’ para la carrera de Fórmula E en Argentina y, era favorito de cara a pelear por la victoria esta tarde. En la salida el británico mantuvo esta privilegiada posición sin problemas y pudo defenderse de sus perseguidores Prost y Da Costa para liderar a partir de la primera curva sin problemas. Ha sido una salida sin incidentes, más allá de un problema en uno de los neumáticos de Jerome d’Ambrosio, por el que tuvo que parar en boxes.

Bird controló sin problemas la primera parte de la carrera hasta los cambios de coche en boxes, pero posteriormente se encontraría con problemas. Uno de sus perseguidores, Antonio Felix da Costa (ganador la pasada temporada en Argentina) abandonó, por lo que el piloto de DS Virgin se encontró con un rival menos… hasta que llegó la amenaza de Sébastien Buemi. El piloto suizo, tras una mala clasificación, remontó desde la decimoctava a la segunda posición, superando incluso a Di Grassi, que era segundo hasta que le adelantó Buemi, para colocarse a menos de un segundo del líder.

Las cinco últimas vueltas se convirtieron en un acoso permanente de Buemi sobre el líder de la carrera, pero el suizo no consiguió encontrar el hueco para superar al británico… y eso que lo buscó, pegado a él. Tras 35 vueltas, el británico ha logrado su tercera victoria en la Fórmula E, seguido de Buemi y de Di Grassi.

El campeonato lo sigue liderando Buemi, ahora con cuatro puntos de ventaja sobre Di Grassi. La próxima carrera de la Fórmula E tendrá lugar el próximo 12 de marzo en México.

Deja Tu Comentario