En Buenos Aires y Río Negro, entre otras provincias, hay nuevas demandas judiciales y protestas; los gobernadores se reunirán el lunes con Aranguren. Intendentes piden no pagar la factura.

En el Juzgado Federal de Bariloche se presentó un amparo colectivo de la municipalidad, mientras que desde Córdoba el ministro del Interior, Rogelio Frigerio, convocó a los gobernadores patagónicos a una reunión para el lunes en la Casa Rosada para analizar medidas ante los abultados incrementos en la tarifa de gas que en esa región, que llegan hasta el 2800 por ciento.

El intendente de Bariloche, Gustavo Gennuso, le pidió a la gente que no pague sus facturas de los servicios aumentados a modo de protesta.

Otro de los intendentes que se sumaron al reclamo es el de Río Negro, Sergio Capozzi, impulsó un amparo con la posibilidad de que se sumen adherentes. Mientras tanto en la Legislatura de Río Negro, el bloque Frente para la Victoria promovió un proyecto para que se suspendan los cortes del suministro por 180 días ante la falta de pagos de los usuarios.

Los comerciantes también acusan las consecuencias de las nuevas tarifas. Directivos de la Asociación Empresaria Hotelera Gastronomía advirtieron de “una grave crisis” del sector a raíz de estos nuevos costos. “Las tarifas subieron 20 veces su valor original”, afirmó el titular de la entidad, Eduardo Palena. “Será muy complicado mantener abiertos los establecimientos en estas condiciones”, aseguró con ejemplos concretos: hoteles cinco estrellas que reciben facturas de gas por hasta medio millón de pesos.

Deja Tu Comentario