Planta de General Motors. Foto: RunRun

Luego del embargo de la empresa, se tomó la decisión de abandonar el país. El cierre afectará a más de 5.500 trabajadores.

La automotriz norteamericana decidió recientemente abandonar el país gobernado por Nicolás Maduro. Este cierre se produce luego de que hayan embargado inesperadamente la planta en Valencia. Esto forzó a la compañía a cesar las actividades y dar por finalizada la relación laboral de cada empleado a causas ajenas a la voluntad de ambas partes.

Informaron que los ex empleados han recibido el pago correspondiente por ser despedidos, según lo establecen las leyes locales.

Trabajadores de General Motors. Foto: Caraota Digital

Pese a los esfuerzos por GM en mantenerse operando en el país, un recurso ante el Tribunal Supremo de Venezuela queda a la espera para poder dejar sin efecto la demana que causó dicho embargo. La compañía aguarda la decisión del Tribunal.

Nota Relacionada:  Un helicóptero sobrevoló la Corte de Venezuela y atacó desde el aire

Esta decisión costará alrededor de u$s 100 millones y la pérdida en los puestos de trabajo. Hace unas semanas la automotriz ya había despedido a 2680 trabajadores de la planta de Valencia. “GMV informa que se realizó a su cuenta la transferencia de sus prestaciones sociales por la finalización de la relación de trabajo”, dice el mensaje de texto que General Motors envió a sus operarios.

Deja Tu Comentario