El regreso de Gisela Bernal tras denunciar que venía viviendo “perseguida” y que su familia “no la estaba pasando bien”, la bailarina reabrió sus cuentas en las redes sociales.

“No es fácil sentirse amedrentado y amenzado”, dijo Gisela Bernal a mediados de marzo, cuando, luego de alejarse del mundo de Internet, reabrió sus cuentas de las redes sociales.

“No es justo que mi familia viva es miedo, que no pueda vivir en paz. Me alejé unos días, porque pasó algo muy feo y grave”, fue la continuidad de su descargo, esta vez ya hablando directamente con sus seguidores. “Debido a esto tuve que tomar la decisión para no vivir perseguida. Todo muy triste, doloroso, aterrador. Espero esta vez poder contar con toda la buena onda y el amor de todos ustedes”, pidió.

Fueron semanas enteras sin su presencia en Instagram, fundamentalmente, sito al que solía subir con frecuencia fotos suyas y de su familia. Fueron días para analizar friamente la conveniencia de seguir o cortar el hábito de publicar imágenes o intercambiar mensajes con gente de su cercanía en el planeta 2.0. Todo lo acontecido con el conflicto que rodeó a su hija Ian la hizo flaquear acerca de los riesgos de la exposición y el hecho al que hizo referencia –que jamás describió públicamente- la motivaron a distanciarse de las redes. Gisela, la buena noticia para sus seguidores, ha regresado y sus fans le dieron la bienvenida.

Deja Tu Comentario