Algunos vecinos se acercaron a repudiar la presencia del intendente de Lanús en el Consejo Deliberante. Algunas versiones indican que respondieron a los tiros, mientras que otros indican que fue un enfrentamiento interno entre peronistas.

Lo que aparentemente era una manifestación pacífica frente al Honorable Consejo Deliberante de Lanús, en repudio al intendente Néstor Grindetti, se transformó en una batalla campal cuando un grupo de 20 hombres armados comenzaron a insultarlos y a disparar al aire varias veces. Algunas fuentes marcan que todo se inició por opositores al escrache, sin embargo otras fuentes marcan que todo fue una interna entre el peronismo y La Cámpora.

Unos 150 vecinos, convocados a través de las redes, cortaron las calles hoy con la intención de no dejar entrar al jefe comunal Grindetii, que convocó sorpresivamente a todos los bloques, a puertas cerradas, para responder, “en un acto espontáneo y de buena fe”, por la causa de los Panamá Papers y temas tales como la designación del juez Rubén Baca, acusado por brindarle protección a los prostíbulos de Lanús, entre otras acusaciones.

Según fuentes vinculadas a la administración municipal de Grindetti sostuvieron que los incidentes fueron por un enfrentamiento interno del peronismo entre la gente del camporista Julián Alvarez y la de Dario Díaz Pérez, ex intendente de Lanús y actual senador provincial del Bloque Justicialista.

Sin embargo, el concejal de Lanús por el Frente Para la Victoria, Mariano García Real, contó otra versión: cerca de las 11 de la mañana fueron notificados todos los integrantes del Consejo Deliberante de la realización de una reunión de labor a la que Grindetti asistiría de forma espontánea para responder a los cuestionamientos de los concejales. Pese a la disconformidad, el encuentro fue pactado para las 15 horas. “Los concejales que quieren bajar, bajen”, les avisaron.

Deja Tu Comentario