Complicada la situación de Boudou, ahora presentó recibos apócrifos de gastos de hotel en París y coberturas de TV.

París: El primer problema es que es un documento falso. El segundo es que se trata apenas de una de las muchas facturas apócrifas de una de las más altas autoridades del país y responsable del dinero de los contribuyentes, según verificó el diario La Nación en esta capital y en Buenos Aires.

Dos meses atrás, Boudou también había pasado por esa ciudad y se hospedó en el mismo hotel, entre el 12 y el 16 de diciembre de 2010, para una reunión del Club de París. La factura que presentó en el Palacio de Hacienda ascendió a 19.937 euros.

Son casi 340.000 pesos. Y fue pagada en efectivo, una práctica prohibida en Francia cuando se trata de sumas importantes. Esa factura N° 88.636, de diciembre de 2010, lleva curiosamente un número posterior a la de febrero de 2011. También es falsa.

Nota Relacionada:  Se filtraron las primeras facturas entre los Kirchner y Cristóbal López

Pero todos esos errores tienen relativa importancia. La realidad es que “esas facturas simplemente no existen”, resumió la misma fuente, después de controlar los archivos informáticos del hotel. Con su autorización, uno de sus empleados mostró al corresponsal en la pantalla de la recepción que ambos números de factura corresponden a otros huéspedes. “Tiene que haber un error. El ministro de Economía de un país no puede dedicarse a falsificar facturas por unos miserables miles de euros”, concluyó consternado.

Trabajo de investigación de corresponsales de La Nación.

Deja Tu Comentario