Racing, con su equipo alternativo, aplastó a Independiente venciéndolo por 3-1, y estiró el invicto en torneos veraniegos contra su rival de toda la vida.

El equipo de Facundo Sava que presentó una formación con mayoría de suplentes, justificó la victoria basándose en dos pilares fundamentales, dos jugadores que habitualmente son titulares como Sebastián Saja y Óscar Romero. El chino fue clave en el inicio del encuentro, donde Independiente comenzó mejor. El equipo de Pellegrino se hizo fuerte por el costado izquierdo de su ataque, allí se unían Martín Benítez y Cristian “cebolla” Rodríguez, y le hacían el dos contra uno al debutante Damián Schmidt, generando las mejores opciones para el Rojo.

Precisamente la primera jugada de riesgo llegó desde los pies del “cebolla” Rodríguez, que capturó un rebote dentro del área y de media vuelta quiso sorprender al guardameta académico que respondió con una volada espectacular para mandar el balón al córner. Minutos más tarde Saja volvió a vestirse de héroe para cortar un envío profundo a espaldas de sus defensores, la gran lectura de juego hizo que jugándose con todo su cuerpo intercepte una pelota que dejaba mano a mano a Claudio Aquino. Hasta allí duró el gran arranque de Independiente que comenzó a sentir la presión alta de Racing y perdió la pelota.

Desde los 16 minutos comenzó a aparecer el otro bastión de la Academia en la noche de ayer, Óscar Romero. El paraguayo comenzó a dominar la pelota en mitad de cancha, y empezó a filtrar pelotas a espalda de los centrales del Rojo. La primera fue para Facundo Pereyra, que dominó muy bien el envío de Romero, pero definió mal ante la salida del Ruso Rodríguez.

A los 22 minutos llegaría la expulsión de Diego Rodríguez Berrini, el volante central de Independiente se tiró con los dos pies hacia adelante para disputar una pelota con Camacho en la mitad de la cancha, Beligoy no dudó y expulsó inmediatamente al jugador de Independiente.
Racing ya dominaba el encuentro, pero la expulsión ayudaba a que Romero se maneje con más libertad en el centro del campo.

Minutos más tarde llegaba un córner en favor de Racing ejecutado por Romero, que encontró la cabeza de Washington Camacho, pero el arquero de Independiente bien ubicado y rápido de reflejos anuló la acción.

En la segunda etapa una vez más el primero en despertar era el Rojo. El “cebolla” Rodríguez, avanzó por la derecha, se acomodó sobre el vértice del área grande y remató con su pierna izquierda, el rebote derivó en Martín Lucero que definió débil y nuevamente Saja llevaba tranquilidad a la tribuna académica.

El primer tanto del encuentro lo gestó Óscar Romero. Comenzó una diagonal de derecha a izquierda a puro amague y gambeta, hasta que encontró el espacio y filtró un pase para el ingreso de Ricardo Noir, que cara a cara con Ruso Rodríguez definió por arriba del guardameta y coronó la jugada magistral de Romero.

A los 68 el Rojo sorprendía a todos, cuando a la salida de un tiro de esquina, Toledo envió un gran centro al segundo palo para la llegada de Martín Lucero, que se elevó más alto que todos y con un frentazo inapelable decretaba la igualdad en el tanteador.

Pero Racing no iba a demorar en su respuesta, a los 75 minutos una vez más Romero encontraría un compañero a las espaldas de los centrales de Independiente. Lautaro Martínez quien había ingresado por Ricardo Noir, dominó la pelota de pecho ante la floja respuesta de Aguilera y Cuesta, ingresó al área y definió entre las piernas del Ruso Rodríguez.

Un minuto más tarde, Roger Martínez liquidaba el partido. Luego de recibir un pase de Valenzuela, el colombiano le ganó en velocidad a Méndez, quedó mano a mano con Ruso Rodríguez y definió fuerte al primer palo, para decretar la victoria en el clásico de Avellaneda.

De esta manera Racing se quedó con el trofeo ciudad de Avellaneda, y sólo piensa en su viaje a México para enfrentar al Puebla el próximo miércoles 3 de Enero por Copa Libertadores. Independiente esperará la llegada de Germán Denis y pone su mente en el inicio del campeonato cuando el 7 de Enero reciba a Belgrano.

Deja Tu Comentario