“La madre de todas las bombas” lanzado este jueves, destruyó además una red de túneles de la organización ISIS, indicó el gobierno afgano. No hubo víctimas civiles.

Las autoridades afganas informaron que 36 militantes del Estado Islámico murieron luego del ataque de los Estados Unidos contra una red de túneles en el este de Afganistán con el arma no nuclear más potente jamás empleada en combate por el ejército estadounidense. Todos eran combatientes del grupo extremista “EI” y no hubo víctimas civiles.

El objetivo fue una cueva con almacenes de municiones para la milicia, la cual quedó completamente destruida. Hakim Khan, de 50 años, vecino de Achin donde ocurrió la explosión, festejó el ataque contra el grupo EI: “Quiero 100 veces más bombas contra este grupo”.

La bomba es de casi 10 toneladas de peso y fue lanzada por un avión militar C-130, al detonar tiene una potencia explosiva similar a 11 toneladas de TNT.

Comparativa de la bomba MOAB. Foto: Web

La MOAB “Mother Of All Bombs”, fue desarrollada por el laboratorio de investigación de la Fuerza Aérea estadounidense. “Es la bomba no nuclear más potente jamás usada en combate”, según dijo el portavoz de la Fuerza Aérea, el coronel Pat Ryder.

“Es la explosión más fuerte que haya visto. El lugar fue invadido por llamas muy altas”, declaró al medio AFP Esmail Shinwari, gobernador del distrito donde cayó la bomba.

MOAB (Mother Of All Bombs). Foto: Web
Deja Tu Comentario