Seis días después, el operativo policial para dar con los Lanatta y Schillaci se concentra en el sur del conurbano; la búsqueda es “puerta por puerta”

El ministro de Seguridad bonaerense, Cristian Ritondo, dijo anteayer que ya habían localizado a los hermanos Martín y Cristian Lanatta y Víctor Schillaci en un lugar poblado del sur del Gran Buenos Aires. También dijo que los prófugos iban a tener todas las garantías, cuando se entregaran, pero que no pensaba negociar con ellos. Sin embargo, después de herir a dos policías con un FAL y una escopeta 12/70, en Ranchos, los condenados por el triple crimen de General Rodríguez volvieron al conurbano y pudieron moverse por los mismos barrios que ya habían visitado no bien se fugaron, el domingo pasado; allí cambiaron nuevamente de vehículo y hasta el cierre de esta edición continuaban libres.

“Los estamos buscando puerta a puerta, sin descanso”, dijeron desde la cartera de Seguridad. Y agregaron que el ministro resolvió fortalecer la búsqueda y sumó fuerzas federales a la investigación. “En las últimas horas de la investigación se realizó un seguimiento intensivo de los movimientos que efectuaron los delincuentes evadidos. Y si bien cada día la investigación avanza más, sería imprudente determinar plazos de tiempo sobre las capturas”, informó el gobierno bonaerense mediante un comunicado.

Alguien ayudó a los prófugos, anteayer por la tarde: eran cerca de las 17 cuando una mujer se apeó de una camioneta Ford Ranger, en Bosques, partido de Florencio Varela. Luego, narró un testigo, unos hombres la pasaron a buscar en una camioneta utilitaria y se fueron, después de incendiar la Ranger, que era robada y tenía una patente de otro vehículo perteneciente a una mujer que vive en La Plata. Según fuentes judiciales, ésa es la camioneta en la que se movilizaban los delincuentes cuando le dispararon al suboficial Fernando Pengsawath, de 22 años, que tiene una herida de FAL en el abdomen y está grave, y a la agente ayudante Angelina Lucrecia Yudati, de 33, con lesiones en las piernas provocadas por los perdigones de la escopeta 12/70.

“La utilitaria es la Renault Kangoo de la ex suegra de Cristian Lanatta. Lo supimos después, cuando esta mujer fue a la brigada a denunciar que Lanatta la había amenazado y le había robado la camioneta. Lo raro es que vive muy cerca de la brigada (en Berazategui) y la denuncia la hizo dos horas después del robo”, dijo un investigador al medio La Nación. Desde entonces, no se supo más de los prófugos.

Deja Tu Comentario