El detenido empresario kirchnerista le pidió a sus colaboradores que hablen con el Gobierno. Habría habido llamadas intimidantes a toda su familia.

Las amenazas habrían sido por medio de varias llamadas telefónicas. Tres de los hijos de Lázaro Báez habrían escuchado datos privados sobre ellos, su padre y las actividades en Santa Cruz.

De acuerdo al diario Clarín, El empresario K, detenido por presunto lavado de dinero, les habría aconsejado a sus familiares que hicieran denuncias ante la Justicia. El jueves -en medio de los operativos por “la ruta del dinero K en Santa Cruz”- habrían sido amenazadas sus hijas Luciana y Melina y también su hijo Martín.

Nota Relacionada:  Un custodio de Lázaro Báez se cayó del segundo piso de la clínica Los Arcos

Las amenazas habrían motivado a Báez a romper el silencio ante la Justicia, contar detalles de sus relaciones comerciales con Néstor Kirchner y presentar documentación. Sus allegados dicen que el empresario K empezaría por revelar los nombres de los colaboradores de Néstor que participaron de las maniobras. “Aparecerían los nombres de abogados y contadores que conformaron las sociedes de Néstor y Lázaro, como Roberto Saldivia. Báez tiene todo”, comentan desde su entorno.

Deja Tu Comentario