En medio de la crisis y la escasez, los ciudadanos hacen largas colas en las puertas de los supermercados e irrumpen derribando las vallas para hacerse de los productos de primera necesidad.

En medio de la escasez, que alcanza a los artículos de limpieza e higiene, como jabón en polvo y papel higiénico, pero también a alimentos y medicamentos, los ciudadanos hacen largas colas en las puertas de los supermercados e irrumpen derribando las vallas para hacerse de los productos de primera necesidad.

En Acarigua, la capital del Municipio Páez del estado Portuguesa, una horda, que casi se trasformó en una avalancha de gente, fue capturada por un vecino y las imágenes no tardaron en viralizarse.

Nota Relacionada:  Un helicóptero sobrevoló la Corte de Venezuela y atacó desde el aire

En este contexto, el Parlamento declaró la crisis humana de salud, ocasionada por la carencia de remedios, equipos médicos y el deterioro de las instituciones públicas sanitarias. En tanto, el mandatario insiste en que se trata de una “guerra económica”, declarada en su contra por los empresarios privados con ayuda de la oposición y del “imperio” estadounidense y que de ella se desprenden la alta “inflación inducida”, el “acaparamiento de productos” y el contrabando, la modalidad a la que ha recurrido la ciudadanía para conseguir aquello que se les niega. Informó La Razón.

Deja Tu Comentario