“Mucho amor y tranquilidad para los argentinos!, fue el deseo que el presidente Mauricio Macri expresó para esta Navidad, luego de haber visitado hoy a Margarita Barrientos, la presidenta del comedor comunitario Los Piletones, que funciona en el barrio porteño de Villa Soldati.

Macri concurrió acompañado por su esposa y primera dama, Juliana Awada, y su hija Antonia, cumpliendo con una costumbre reservada para todos los 24 de diciembre desde que era Jefe de Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires, aunque en esta oportunidad lo hizo por primera vez como Jefe de Estado.

Barrientos le comentó al Presidente de la situación del barrio en el cual se realizaron numerosas obras de infraestructura que mejoraron la calidad de vida de los vecinos, mientras tomaban mate y comían empanadas.

Al salir, Macri dialogó brevemente con medios de prensa, saludó a la gente y posó para algunas ‘selfies’ que tomaron los vecinos.

Deja Tu Comentario