Tras 41 días de internación por el brote psicótico que sufrió, el actor fue dado de alta de la clínica Avril. Seguiría el tratamiento de forma ambulatoria.
Pasaron 41 días desde que Matías Alé ingresó a la clínica Avril, tras un cuadro que –al menos mediáticamente– se definió como brote psicótico.

El lunes, el actor salió del sanatorio y se dirigió hasta el consultorio de su psicóloga de cabecera, además de ir a otro centro de salud donde se realizó algunos chequeos médicos.
El martes, Alé dejó definitivamente la clínica Avril, acompañado por su mujer, María del Mar Cuello Molar y su suegra, Nancy Molar, sin hacer declaraciones a la prensa. Según trascendió, el actor se dirigió a un quinta en un country en las afueras de la ciudad, donde completaría el tratamiento en forma ambultaria pero ya acompañado de sus seres queridos.

May Alexander, una amiga personal de Alé, dio más detalles de la situación en un móvil de Intrusos.


Fuente: lavoz

Deja Tu Comentario