Se autorizó el derribo de aviones en el ámbito de la emergencia de seguridad nacional. Por el lapso de un año se declaró la situación de peligro colectivo en torno a la seguridad.

En una resolución se habilita al Ministerio de Seguridad, Defensa y Transporte, a reforzar los mecanismos necesarios para establecer y garantizar la seguridad en todos los medio de transportes aéreos. Además de otras medidas.

El Gobierno deja a cargo de los ministerios de Seguridad, Defensa y Transporte la tarea de “reforzar los mecanismos de seguridad en todos los medios de transporte aéreos”, consignó un comunicado.

También habilita “la adquisición del material indispensable para incrementar la vigilancia de la frontera fluvial, los puertos y los espacios marítimos de jurisdicción nacional”.
Además se autoriza al Ministerio de Seguridad a convocar personal retirado de la Policía Federal, Prefectura, Gendarmería y Policía Aeroportuaria que “no hayan sido condenados por delitos de lesa humanidad, estén actualmente procesados penalmente o pasados a retiro por razones disciplinarias”.

A través de la instrumentación de esta norma, se crea el “Operativo Fronteras”, que reemplaza al “Escudo Norte” con carácter permanente, y se adoptan en forma inmediata las medidas para “dotar de dispositivos materiales, técnicos y tecnológicos a la Zona de Frontera, que incluye una radarización para el ‘eficiente control’ fronterizo”, se añadió.

Deja Tu Comentario