El futbolista sufrió un fuerte rodillazo en la zona lumbar, no pudo seguir, lo trasladaron a un sanatorio y preocupó a todos: finalmente, se confirmó que el traumatismo le provocó un gran hematoma pero nada que lo aleje de la Copa América.

A los 64 minutos del amistoso que Argentina le ganó 1-0 a Honduras en San Juan, el cuerpo médico argentino debió atender a Lionel Messi al borde del campo de juego. La Pulga quiso volver pero el dolor no se lo permitió.

A través de las redes sociales informaron fuentes oficiales: “Messi sufrió un traumatismo en el lado izquierdo de la zona lumbar y la parrilla costal”. Para descartar una lesión muscular, el capitán fue trasladado a una clínica privada donde le realizaron una resonancia magnética.

Su compañero Javier Mascherano manifestó su preocupación: “Esperemos que no sea nada. Ojalá que haya sido un golpe y nada más”.

Cerca de la media noche otro parte oficial traía el alivio: tras someterse a una resonancia magnética, no se detectó fractura alguna, como así tampoco ninguna lesión interna de gravedad. “Es un fuerte hematoma producto del golpe, pero no hay fractura, ni siquiera fisura en la zona afectada”, fue la información extraoficial. Luego agregaron: “Diagnostico: contusión importante ósea, en tres costillas y partes blandas de la parrilla costal izquierda y zona paravertebral lumbar izquierda. Se efectuaron ecografia, tomografia axial computada y resonancia nuclear magnética. Se indicó tratamiento médico”.

Deja Tu Comentario