La primera dama estadounidense encabezó una charla en el Centro Metropolitano de Diseño de Barracas. Lo hizo junto a Juliana Awada. A las mujeres argentinas: “Sean líderes”.

La primera dama de Estados Unidos, Michelle Obama, encabezó ayer un encuentro en Barracas para impulsar su programa de educación para niñas y en ese marco destacó el importante rol de las mujeres en la política nacional, a la vez que valoró la campaña “Ni una menos” contra la violencia de género.

En el Centro Metropolitano de Diseño, la esposa de Barack Obama compartió la actividad con la primera dama argentina, Juliana Awada, quien fue la encargada de introducirla en el encuentro “Let Girls Learn” y aseguró que Michelle fue “una inspiración” para ella en su nuevo rol al lado del presidente Mauricio Macri.

Michelle Obama nombró a la “primera gobernadora de Buenos Aires, María Eugenia Vidal”, y a la dirigente social Margarita Barrientos por su trabajo en el comedor Los Piletones de Villa Lugano.

También resaltó que el país tuvo “una presidenta (Cristina Kirchner) y tiene actualmente una vicepresidenta (Gabriela Michetti)”, pero no dijo sus nombres.

“Argentina y Estados Unidos tienen los mismos problemas. Las mujeres sufren violencia doméstica y abusos. Necesitamos jóvenes mujeres que se eduquen y eduquen a sus hijos con honor y respeto hacia las mujeres”, enfatizó la primera dama estadounidense, enfundada en un vestido a la rodilla estampado en colores azules.

Al continuar la idea, aseguró: “Necesitamos que haya líderes en los laboratorios de las universidades. Necesitamos líderes en el Congreso Nacional, en la Casa Rosada”.

“Ella compartió su historia conmigo, me dio consejos y me inspiró”, afirmó Awada, en lo que fue su debut en una actividad oficial como primera dama en la que estuvo sin Macri y debió brindar un discurso.

Ante jóvenes estudiantes de 16 escuelas secundarias privadas y públicas de la Ciudad, Michelle Obama impulsó su programa de educación para niñas y destacó: “La educación fue todo para mí. Me dio oportunidad que mis padres nunca pudieron”.

Aseguró que Barracas le recordaba al barrio humilde de Chicago en el que vivió de niña y pidió a las jóvenes “compromiso para lograr un cambio en el mundo”.

“Ahora mismo mujeres enfrentan desafíos en Argentina y en Estados Unidos”, sostuvo la primera dama norteamericana.

Deja Tu Comentario