La historia se repite, ahora en Macedonia, donde una turista búlgara mató a un cisne mientras intentaba retenerlo para sacarse una foto.

Según informó la prensa del lugar, la mujer habría arrastrado hasta la orilla del lago “Ohrid” al ave para poder retratarse junto a él en una hermosa selfie, provocando el forcejeo del cisne para escapar.

Testigos indicaron que el animal parecía tranquilo cuando la turista se le acercó, pero se habría desesperado cuando fue tomado desde el cuello y una de sus alas para arrastrarlo a la orilla.

Luego de fotografiarse, la mujer se fue del lugar y dejó al cisne, el cual falleció minutos más tarde.

Deja Tu Comentario