Los dos agentes de la policía Bonaerense inspeccionaban los papeles de la oficina y fueron vistos por el personal de limpieza.

Personal de limpieza de la casa de gobierno bonaerense afirmó haber visto hace una semana cómo dos policías revisaban el despacho de la secretaria de la gobernadora, María Eugenia Vidal, a escondidas.

Los agentes se movieron clandestinamente por la madrugada, y pusieron como excusa que querían comprobar el buen funcionamiento de las llaves de la oficina de Soledad Borsani, la mano derecha de la gobernadora.

“Los policías fueron identificados. Su trabajo era que nadie entrara a los despachos, no entrar a revisar documentos. Su excusa fue decir que estaban probando las llaves”, señaló el ministro de Seguridad de Buenos Aires, Cristian Ritondo, a La Nación.

Nota Relacionada:  Cómo funciona el 50% de descuento en los supermercados con Banco Provincia

“Podrían también haber ingresado al despacho Vidal, porque la puerta estaba abierta. Pero no detectamos que falte nada en ninguno de los despachos”, completó el jefe de la cartera provincial.

Ni la oficina de Vidal ni la de Borsani, que es antesala de la primera, cuentan con cámaras de seguridad o con un sistema electrónico de ingreso, por lo que su acceso está protegido por la mecánica de las clásicas llaves.

Nadie creyó la explicación de los policías de “probar llaves” en horas de la madrugada y los funcionarios estiman que se trató de un mensaje intimidatorio contra la gobernadora.

Deja Tu Comentario