Se están limitando los medicamentos a los jubilados por una deuda que afecta a 5 millones de afiliados. La obra social comenzó a restringir los pagos desde Octubre y acumuló una deuda de $1800 millones.

La venta de medicamentos a los afiliados al PAMI está en una situación delicada por una deuda millonaria que tiene la obra social con las farmacias del país. Claudio Ucchino, presidente del COlegio de Farmacéuticos de la Capital Federal, explicó que “esta situación afectó financieramente a las farmacias”.

Según explicó, la crisis empezó en octubre, después de que la obra social comenzara a restringir los pagos, con lo que acumuló una deuda de unos 1.800 millones de pesos con las farmacias. Esta situación hizo que los farmacéuticos pasaran a cobrar los remedios que les entregaban a los afiliados en un plazo de hasta 120 días, en lugar de los 45 habituales. En contraposición, las droguerías sí debían pagarles puntualmente a sus proveedores en un lapso de 10 a 20 días.

Deja Tu Comentario