El juez Sebastián Ramós dictó un embargo de 500 millones de pesos al ex secretario de Transporte Ricardo Jaime y al ex ministro de Planificación, Julio De Vido.

El juez federal Sebastián Ramos procesó a Julio De Vido y a Ricardo Jaime, por presunta comisión de delito a raíz de la no renegociación de los contratos de las concesiones ferroviarias durante el kirchnerismo.

Ramos procesó ayer a ambos por la presunta comisión de los delitos de incumplimiento de los deberes de funcionario público y negociaciones incompatibles con la función pública, ambos excarcelables. Además, De Vido y Jaime sufrirán un nuevo embargo sobre sus bienes, esta vez por un total de 500 millones de pesos cada uno.

Recordamos que Jaime está preso por el peligro de fuga que señaló otro juez, Julián Ercolini, al convocarlo a declaración indagatoria, y luego procesarlo, por presunto delito en la compra de trenes usados a España y Portugal. Es que Jaime ya tiene tres condenas en su contra (dos por dádivas y otra por ocultamiento de pruebas), además de otros procesos como el que indaga sobre su supuesto enriquecimiento ilícito, ya enviada a juicio.

De Vido, también con otros procesos como el que recibió recientemente de parte del juez Claudio Bonadio en la causa por la tragedia de Once, había sido señalado por Jaime en su indagatoria en la causa que lleva adelante Ramos.

Deja Tu Comentario