La Academia consiguió igualar 2-2 frente a Puebla y queda muy bien parado de cara a la revancha el próximo miércoles en Avellaneda.

En la previa era el rival más difícil que le podía tocar. Por la calidad del plantel, por el largo viaje y por jugar en la altura, Puebla se mostraba como la carta más complicada que podía salir en la baraja. Y desde el inicio Racing tuvo el partido cuesta arriba. A los dos minutos del primer tiempo, Alustiza sorprendió con la ejecución de un tiro libre. La barrera no dio respuestas y mucho menos Saja, que cacheteo débilmente la pelota que se incrustó junto al palo para darle la victoria parcial a los mexicanos.

El equipo dirigido por Sava no lograba hacer pie en la mitad de la cancha, y en defensa sufría al movedizo Alustiza. Con Acuña pensando en la marca, Aued muy perdido por tener que jugar muy sobre la raya y Milito desconectado, Racing no tenía quien maneje la pelota. Sin embargo, arriba Bou comenzaba a mostrar que sigue en sintonía goleadora. Pura potencia física para complicar a la defensa del Puebla, que ante cada pelota profunda sufría la presencia de Gustavo Bou. De este modo a los 13 minutos, luego de desbordar a su marcador Marcos Acuña envió un centro al área que capitalizó la pantera Bou, quien se aprovechó de la floja respuesta de Campestrini y la débil marca de los centrales mexicanos para igualar el marcador.

Los de avellaneda seguían sufriendo el buen juego del conjunto mexicano, con su buen trato de pelota, característico de la región, y delanteros ágiles con libertad de movimiento en el frente de ataque. Pero con el transcurrir de los minutos, mejoró la presencia de Nicolás Sánchez en defensa, y Racing entendió que el camino era buscar rápido a Bou. Solito el delantero, se las ingenió para generar las dos o tres situaciones de riesgo que tuvo la Academia.

Nota Relacionada:  ¿River se queda afuera de la Copa Libertadores?

En la segunda etapa cuando Racing parecía que se había acomodado al ancho del terreno, un descuido defensivo derivó en un penal. Primero Grimi soltó su marca y quedó a contra pie para retroceder, después Saja en el intento desesperado por evitar un remate de David Toledo se estiró y cometió la infracción bien sancionada por el árbitro uruguayo. Desde los 12 pasos nuevamente Alustiza se convirtió en el verdugo de la Academia, con remate sutil al palo opuesto elegido por Saja.

Con el resultado a favor del Puebla, Sava buscó respuestas en el banco de suplentes y decidió el ingreso de Óscar Romero por Milito. El paraguayo rápidamente se hizo dueño de la pelota en cada ataque académico, y generó mayor fluidez en cada movimiento ofensivo del equipo argentino. El segundo cambio le dio respuestas mucho más rápido. Ya que a 3 minutos de ingresar, Ricardo Noir, tras un grosero error del fondo mexicano decretó la igualdad 2-2, con un remate cruzado ante un Campestrini que había quedado a mitad de camino.

Sobre el final del partido, la defensa de Puebla era una invitación para que Racing se jugara en búsqueda de la victoria. El equipo argentino intento generar situaciones de riesgo, pero con Bou ya cansado perdió peligrosidad en los ataques.

El empate le brinda tranquilidad a la Academia, que cuenta con los dos goles como visitante y la posibilidad de rematar la serie el próximo miércoles 10 de Febrero, en Avellanada.

Deja Tu Comentario