El presidente de la Nación Mauricio Macri reveló en un documento como encontró en números al Estado Argentino. El ex Ministro de Economía Axel Kicillof no estuvo de acuerdo.

Cuando asumió el 10 de diciembre de 2015, Macri encontró a la Administración Pública argentina en “un estado cercano a la parálisis, con varias cadenas de pago cortadas y ahogada en una situación macroeconómica cada vez más delicada”. Este ha sido el resumen de un informe de 220 páginas que, bajo el título El estado del Estado, el Gobierno elaboró durante más de 6 meses para detallar la “herencia recibida” tras 12 años de administración kirchnerista. En el texto se resume las denuncias que tanto Macri como sus funcionarios de primera línea han realizado desde que asumieron sus cargos: la situación del Estado ha condicionado el rumbo del nuevo gobierno y ha obligado a tomar medidas de “sinceramiento” de la economía de alto costo político, como la reducción de los subsidios a los servicios, despidos en la administración y la paralización de la obra pública. La apelación a la crisis heredada de la presidencia de Cristina Fernández de Kirchner ha sido una de las características del discurso oficial de la primera etapa del macrismo.

Estos son los puntos principales del extenso texto presentado por Macri:

– El Ministerio de Desarrollo Social, tenía deudas por 500 millones de pesos (35 millones de dólares) con proveedores y por subsidios.

– Se debía más de 3.000 millones de pesos a las universidades (215 millones de dólares)

– El padrón de afiliados del PAMI (obra social de los jubilados) tenía 400.000 personas fallecidas por las que se pagaban servicios de salud

– La planta de trabajadores del Estado se había incrementado en un 64% desde 2003 (de 2.200.000 a 3.600.000)

– El Centro Cultural Kirchner contaba de una dotación de 600 personas que no tenían conducción, programas de trabajo ni roles asignados

– En diciembre de 2015 el Estado nacional debía más de 350 millones de pesos (25 millones de dólares) en facturas de telefonía fija y móvil y consumo de datos de Internet

– En Aerolíneas Argentinas, la nueva gestión asumió con deudas con proveedores por decenas de miles de millones pesos y cuatro aviones parados (tres de ellos arrumbados en el desierto norteamericano, donde pagaban 400.000 dólares anuales cada uno.

El listado continúa pero ya hay quienes no estuvieron de acuerdo. Uno de ellos es parte involucrada directa con ese texto. El diputado kirchnerista y exministro de Economía, Axel Kicillof, fue el primer kirchnerista en rechazar el informe. “Como la gente se queja dicen ‘está todo mal pero yo no fui’. Que nos echen la culpa a estas alturas ya no alcanza. Macri dijo ‘vamos a vivir mejor’, después empezó a decir que ‘va todo mal pero es por la pesada herencia y en el segundo semestre vamos a estar mejor’. Ahora dicen que en los últimos doce años vivíamos demasiado bien”, dijo el exministo. Para Macri, en cambio, el detalle de la “herencia recibida” permitirá a la gente comprender los problemas del presente y las complicaciones que avizora el Gobierno para el futuro.

Deja Tu Comentario