Cartel de STOP en calles de Estados Unidos.

Aparentemente no son tan inteligentes como lo promocionaron, un estudio reveló que colocando stickers a un letrero el vehículo no es capas de distinguirlo.

Es verdad que los vehículos autónomos son bastante seguros, han sufrido pocos accidentes y la mayoría de ellos por culpa del otro móvil. Pero ahora se están realizando estudios para poder identificar distintos peligros y distracciones en la vía pública.

Uno de los estudios pudo revelar que el sistema de navegación de estos vehículos no es capas de identificar correctamente carteles que tengan un simple sticker pegado sobre ellos.

Los sensores del auto detectan estos carteles pero la “inteligencia” detrás de esto no permite identificar correctamente de que se trata esa señal modificada. Algo que el ojo humano no tiene problemas en hacerlo.

La prueba la realizaron con un cartel de PARE (STOP), simplemente le colocaron dos stickers y pudieron demostrar que el 100% de las veces el auto autónomo lo confundió con un límite de velocidad.

Una solución sería modificar la calle, ruta, avenida, etc. Poniendo sensores especiales para estos vehículos. De esta manera no necesitarían leer estos carteles y tomar la información directamente de forma digital.

 

Deja Tu Comentario