Ricardo Darín. Foto: Archivo

El famoso actor habló de la grieta que se vive a nivel profesional y dijo que pone las manos en el fuego por Pablo Echarri.

Algunos actores manifiestan que les han costado trabajo conseguir papeles en obras por consecuencia de manifestar sus ideologías políticas.Algunos ejemplos de ellos son: Andrea del Boca, Nancy Dupláa, Sofía Gala y el propio Echarri. Pareciera que el público no soporta que se involucre o mezcle la política con el arte, los actores hechan la culpa a los medios y productores.

Ricardo Darín estuvo presente en Desayuno Americano y habló sobre este tema y sobre la grieta en general. De movida, el actor defendió a su colega: “Pongo las manos en el fuego por Pablo Echarri… por él y muchos otros. Detesto esa estigmatización de porque defendés una postura política o una ideología automáticamente sos socio de unos corruptos”.

Darín también dijo que a los argentinos nos cuesta aceptar que los demás pueden pensar diferente en el ámbito de la política: “Estás conmigo o sos mi enemigo, ese creo que es el mal más grande con el que tenemos que convivir en estos días. Para salir de esta perversa dinámica, nos va a llevar un tiempo. Si no nos dan el ejemplo lo que nos manejan, los que están arriba, si no hacen manifestaciones claras y contundentes para demostrarnos que hay que salir de esa estupidez, nos vas a costar mucho más, porque los ejemplos son de arriba hacia abajo”.

Película “La Cordillera” Darín presidente

Hablando de este tema el actor explicó que por estos temas políticos se puso muy incómodo cuando protagonizó la película La cordillera de Santiago Mitre, en la que interpretó a Hernán Blanco, un presidente de Argentina que durante una cumbre internacional de mandatarios se descubrirá atrapado entre la política y su vida personal.

Ricardo Darín dijo: “A pesar de ser una ficción, ese coqueteo que puede tener con posibles realidades circundantes me producía cierta incomodidad. De hecho la pregunta más frecuente que me han hecho fue ¿en qué presidente te basaste? Eso te da la pauta de que la realidad demanda de una forma u otra que te definas. Aún tratándose de una historia de una película que sabemos que es ficción”, manifestó. “La realidad nos tiene de rehenes, no nos podemos permitir apartarnos. Estamos intoxicados de realidad”, finalizó.

Deja Tu Comentario