Los precios de los combustibles aumentaron un 6% y se espera un porcentaje similar en marzo, y los expendedores denunciaron que el ajuste se vincula con la reciente “liberación del cepo cambiario” y puede perjudicar sus ventas.

El ministro de Energía y Minería, Juan José Aranguren, sostuvo que tras el acuerdo entre el Gobierno y las empresas respecto de los precios, el valor del crudo garantizado a provincias productoras bajará “10 por ciento”.

“Todavía está por encima de los precios internacionales pero a la vez permite sostener la actividad”, consideró el funcionario en declaraciones radiales.

Subrayó también que el encuentro con las compañías tuvo como objetivo “lograr un nuevo equilibrio que sostenga la producción en las provincias productoras para no perder el empleo y que tenga el menor impacto posible en el consumidor”.

A partir de este miércoles el precio de las naftas y el gasoil será 6% más caro. Así, en YPF, por litro, la nafta súper costará $13,80; la fórmula Infinia $15,56; el diesel 500 $12,55 y el Euro diesel $14,38, informó la compañía a NA.

El acuerdo giró en torno al traslado de la devaluación a los consumidores de nafta, con el argumento de que las refinadoras pagan el petróleo en pesos pero con valores atados al tipo de cambio.

El presidente de la Federación de Entidades de Combustibles de la Provincia de Buenos Aires, Luis Malchiodi, aseguró que sabía que se iba a dar un incremento en los precios “por la liberación del cepo”, pero aclaró que los expendedores no tuvieron “participación en la determinación del aumento”.

“Si bien sabíamos que esto iba a ocurrir por la liberación del cepo, no tuvimos participación en la determinación del aumento”, sostuvo el dirigente, en declaraciones a Radio Belgrano.
Malchiodi añadió: “Esperemos que la decisión que tomen sea acertada y no haya grandes perjudicados porque necesitamos tranquilidad”.

“Queremos que se resuelva todo con sabiduría, porque es un problema para nosotros que financiamos la venta y los consumidores en medio de un proceso inflacionario”, enfatizó.

El acuerdo contempla una nueva suba del 6%, a aplicarse en marzo próximo, mientras que en el Ministerio de Energía y Minería esperan que al menos la suba de mañana quede amortizada con la restitución del descuento del 5% en el IVA para quienes paguen el combustible con tarjeta de débito.

Durante 2015, los precios de las naftas subieron alrededor de un 15%.

Fuente: ambito

Deja Tu Comentario