Salvo que tengas un equipo muy viejo que está a punto de “reventar”, no es necesario apagar tu pc. Mirá lo que tendrías que hacer, en esta nota.

Si tenés un equipo medianamente nuevo, no importa la marca o el sistema operativo, todos están diseñados para funcionar todo el tiempo. No necesitas apagarlos, simplemente utiliza las funciones de “suspender” o “hibernar”. Si pasas mucho tiempo frente al ordenador, lo más probable es que apagarlo y encenderlo constantemente resulte una inconveniencia, podrías dañarlo y la verdad es que no hace falta, nunca.

Aunque más de una vez es necesario reiniciar para solucionar algunos problemas, completar actualizaciones o instalar correctamente algunos programas, puedes pasar perfectamente días, semanas o meses sin apagar tu PC o siquiera reiniciarlo.

Cuando un equipo está en reposo o durmiendo, le va a costar mucho menos tiempo volver a activarse que si lo apagás. Cuando el dispositivo arranca por primera vez necesita cargar el sistema operativo, y luego debés abrir cada aplicación de forma manual, además de los documentos o archivos que estuvieses usando. Utilizar los modos “suspender” o “hibernar” mantienen toda la información y los programas en un estado similar a estar “congelados en el tiempo” para ahorrar energía.

En la mayoría de las notebooks, cerrar la tapa del dispositivo hace justamente esto, no tienes que cerrar programas, o guardar progreso (aunque esto nunca es mala idea), tu sesión permanece igual que como la dejaste, pero el equipo está gastando un mínimo de energía. Cuando lo encendés nuevamente el proceso tomará menos de un segundo.

Cuando suspendes la PC este entra en un modo de consumo muy bajo de energía almacenando el estado actual del sistema en la memoria RAM, la única energía que se consume es la mínima necesaria para que esa memoria permanezca encendida de tal forma que cuando regreses a usar tu PC este resuma todo lo que estabas haciendo antes de que puedas pestañear dos veces.

Cuando pones tu equipo a hibernar, pasa lo mismo, excepto que en lugar de almacenar el estado actual del sistema en la memoria RAM, lo hace en el disco duro, de tal manera que puede apagarse por completo, lo que quiere decir que no necesita consumir energía para nada.

¿Querés cambiar tu notebook? Gran oportunidad:

Deja Tu Comentario